COMPRENDER LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN ASERTIVA PARA SU EQUIPO.

0
9

La comunicación asertiva no siempre es fácil de aplicar, ya que algunas personas la confunden con una comunicación agresiva. La razón es la objetividad, ya que la comunicación agresiva se ve como algo que “agiliza” los procesos. Sin embargo, ser asertivo al comunicarse es el mejor método para lograr buenos resultados con otras personas.

Cuando mantenemos un diálogo efectivo en el día a día de la empresa, se nota el equilibrio dentro del área de trabajo. Esto se debe a que esta comunicación nos lleva a estar seguros de nuestros objetivos y nos ayuda a tener en cuenta los objetivos de otras personas, incluso si tienen otros objetivos y razones. Así, la comunicación asertiva colabora para mejorar lo que llamamos relaciones interpersonales .

¿Quiere comprender mejor cómo tener más asertividad al comunicarse con su equipo? ¡Sigue el post, buena lectura!

¿Qué es la comunicación asertiva?


Ser asertivo es expresarse y actuar como se dicen las palabras, manteniendo una postura firme pero educada y respetando a todos, además de usted mismo. El papel de la comunicación asertiva en el trabajo es ayudar en el proceso de formación de equipos, creando un entorno propicio para un alto desempeño y un mejor desempeño de las actividades.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en este tipo de comunicación?


El trabajo en equipo es fundamental para el crecimiento de la empresa, convirtiéndola en un actor clave en cualquier organización. Por tanto, aportar conocimientos, ser empático y transmitir confianza en uno mismo son algunas de las principales ventajas de la comunicación asertiva.

Vea otras ventajas que notará en la gestión:

  • emocional más firme;
  • soluciones de conflictos;
  • relaciones constructivas;
  • mejora continua de procesos.

¿Cómo aplicar la comunicación asertiva en la empresa?

A veces, hablar tiende a ser más fácil que hacerlo. Esto no es diferente en la comunicación asertiva, ya que la práctica depende no solo de usted, sino de todos los participantes de la conversación. Por ello, el uso de la comunicación no violenta es fundamental para asegurar esta comunicación entre el equipo.

Entonces, aquí se explica cómo poner en práctica este concepto:

  • Comunícate de manera positiva: además de la claridad de tus palabras, es necesario mantener la positividad y la sinceridad dentro de tu grupo, para que te ganes la confianza del equipo. Use palabras que no creen juicios;
  • Observe sus acciones y las del otro: identifique la fuente de los conflictos y céntrese en los hechos y actitudes, no en las personas;
  • Aceptar más comentarios: es importante saber escuchar las críticas y reflexionar sobre lo que se puede mejorar. Si no está de acuerdo con los comentarios que se le enviaron, muestre su punto de vista pacíficamente;
  • No intentes controlar a las personas: es necesario tener en cuenta que hay otra persona además de ti en la conversación y que puede estar en desacuerdo en algunos puntos. Si el empleado no supo cómo reaccionar ante su asertividad y terminó “explotando” de alguna manera, simplemente evite responder de la misma manera;
  • Presta atención a la expresión de tu cuerpo: algunas posturas corporales muestran que no somos muy receptivos al diálogo, como cruzar los brazos, cerrar los puños o estar demasiado cerca de quien hablamos. En esos momentos, trate de relajar su cuerpo y mantenga una postura firme y profesional;
  • Mantente concentrado: distraerte de tus objetivos profesionales puede ser perjudicial, así que trata siempre de estar atento a los objetivos del equipo y, al mismo tiempo, mantén una postura respetuosa.

Comunicarse bien es, con mucho, la parte más importante de cualquier trabajo, independientemente del área. La construcción de un buen equipo pasa por la formación, la calificación profesional, la empatía y la comunicación asertiva.