Recorrido Musical por EE. UU.: Cunas del Jazz y el Rock

Para los entusiastas del rock, blues, jazz y country, Estados Unidos ofrece un viaje por las ciudades que son cunas de estos géneros musicales. Este recorrido no solo revela la historia y los orígenes de estos estilos, sino que también permite visitar lugares icónicos llenos de historia y memorabilia de famosos artistas.

Nashville: El corazón del country

Reconocida como la «cuna del country», Nashville ha sido el punto de lanzamiento para numerosos artistas del género, incluyendo a Hank Williams, Johnny Cash, Dolly Parton y Jimmie Rodgers. La ciudad es un santuario musical, con más de 700 actuaciones en vivo al año en su aeropuerto.

Es imprescindible visitar el Grand Ole Opry, hogar del icónico concierto de country semanal, y el Museo Johnny Cash, que posee la colección más extensa de artefactos del legendario cantante.

Memphis: El alma del rythm and blues y el rock

Memphis es un epicentro musical crucial, especialmente para el rythm and blues y el jazz. Aunque el rock no nació aquí, la ciudad jugó un rol vital en su evolución social y cultural. El Sun Studio, hogar del Million Dollar Quartet con figuras como Elvis Presley y Johnny Cash, es una visita obligada. Además, el Museo Stax de la Música Soul presenta una rica colección de memorabilia, incluyendo piezas de Tina Turner y Ike Turner.

Nueva Orleans: Cuna del jazz

Nueva Orleans es el lugar de nacimiento del jazz, un género que continúa siendo influyente globalmente. Músicos como Louis Armstrong y Harry Connick Jr han dejado una huella imborrable aquí. La ciudad también es conocida por su diversa escena musical, que incluye brass bands, ragtime, música cajún, zydeco y rap bounce.

Lugares como el Café Du Monde, el histórico Tujaque’s, Vue Orleans y el Museo de Jazz de Nueva Orleans ofrecen una profunda inmersión en esta rica tradición musical.

Graceland: Hogar de Elvis Presley

Graceland es célebre por ser el hogar de Elvis Presley, una de las figuras más emblemáticas del rock and roll. Ubicado cerca de Memphis, este sitio atrae a seguidores del «Rey del Rock» que vienen a visitar su tumba y la residencia donde vivió. Se recomienda también explorar la colección personal de automóviles de Presley.

Un paseo por Beale Street, llena de clubes, restaurantes y tiendas, complementa la experiencia. Declarado Sitio Histórico Nacional, este lugar narra su historia musical a través de museos y espacios como el Jerry Lee Lewis Cafe & Honky Tonk, donde se puede disfrutar de música en vivo y ver memorabilia de famosos músicos.

Nueva York: Melting Pot Musical

Nueva York, si bien no originó muchos estilos musicales, ha sido fundamental en la evolución de géneros como el jazz y el rock and roll. La ciudad, rica en diversidad cultural, ha sido un imán para músicos de todas partes. Es reconocida como la cuna del rap y el hip-hop, y ha jugado un papel crucial en el desarrollo de la música disco y el punk rock estadounidense, sirviendo como centro de movimientos artísticos innovadores.

Chicago: Cuna del Blues Eléctrico

Chicago es la ciudad donde nació el blues eléctrico, transformando la música americana para siempre. Figuras como Muddy Waters, migrante del sur de Estados Unidos, trajeron el blues tradicional a la urbe. Al experimentar con la amplificación en los clubes de Chicago, Waters y otros músicos integraron la guitarra eléctrica a su sonido, estableciendo un nuevo estándar en el blues y dejando un legado duradero en la música mundial.